POESÍA

La Casa

Por Gabriela Mistral

La mesa, hijo, está tendida,

en blancura quieta de nata,

y en cuatro muros azulea,

dando relumbres, la cerámica.

Ésta es la sal, éste el aceite

y al centro el Pan que casi habla.

Oro más lindo que oro del Pan

no está ni en fruta ni en retama,

y da su olor de espiga y horno

una dicha que nunca sacia.

Lo partimos, hijito, juntos,

con dedos puros y palma blanda,

y tú lo miras asombrado

de tierra negra que da flor blanca.

Baja la mano de comer,

que tu madre también la baja.

Los trigos, hijo, son del aire,

y son del sol y de la azada;

pero este Pan cara de Dios

no llega a mesas de las casas.

Y si otros niños no lo tienen,

mejor, mi hijo, no lo tocaras,

y no tomarlo mejor sería

con mano y mano avergonzadas.

Hijo, el Hambre, cara de mueca,

en remolino gira las parvas,

y se buscan y no se encuentran

el pan y el Hambre corcobada.

Para que lo halle, si ahora entra,

el Pan dejemos hasta mañana;

el fuego ardiendo marque la puerta,

que el indio quechua nunca cerraba,

y miremos comer al Hambre,

para dormir con cuerpo y alma.

Ternura, 1924.

POESÍA

ANTOLOGÍA DE POESÍA INFANTIL chocolate coco y miel – Ladys Ballesteros Cortez — MI ÁRBOL DE IDEAS

NUESTROS NIÑOS Los niños esmeraldeños son chocolate en la piel con dentadura de coco su sonrisa es cascabel; tienen corazón de oro, ojos de color de miel, cuerpo que es de caucho puro, vocecitas de panel; estos niños, mar y brisas son de un profundo querer, con un alma siempre pura chocolate, coco, miel. […]

a través de ANTOLOGÍA DE POESÍA INFANTIL chocolate coco y miel – Ladys Ballesteros Cortez — MI ÁRBOL DE IDEAS

POESÍA

Poesía esmeraldeña CONTRAPUNTEO TIMARAN Y CUABU – duelo de gigantes – Nelson Estupiñán Bass — MI ÁRBOL DE IDEAS

JUEZ I EN NOMBRE DE JURADO Pueblo pongan atención, que va a empezar la reyerta entre el gallo de la huerta y un pollo de otra nación. El uno es viejo campeón, como les consta, faculto; el otro, desde el tumulto, se abalanzó es este litigio, tal vez buscando prestigio enfrentándose a un adulto. En […]

a través de Poesía esmeraldeña CONTRAPUNTEO TIMARAN Y CUABU – duelo de gigantes – Nelson Estupiñán Bass — MI ÁRBOL DE IDEAS