POESÍA

Alfabeto para un niño

José Joaquín de Olmedo

AMOR de patria comprende

cuanto el hombre debe amar:

Su Dios, sus leyes, su hogar,

y el honor que los defiende.

BONDAD, bella cualidad

que siempre logra alabanza,

aplausos y premios alcanza,

inmensa felicidad.

CANDOR en toda expresión,

callar lo más que pudieres;

muy cortés con las mujeres,

pero sin afectación.

DIOS es el sabio creador

que conserva y ama al hombre,

sea cual fuere su nombre,

condición, secta y color.

ESTUDIO y aplicación

forman a la juventud,

y emulación de virtud

sin envidia ni ambición.

FRANQUEZA, nunca indecencia,

usa en la conversación;

disimulo y no ficción;

libertad, nunca licencia.

GRATITUD siempre al favor

es un deber justo y grato;

y es por eso el hombre ingrato

es un monstruo que da horror.

HONOR es en sumo grado

el alma del ciudadano:

sin honor es miembro vano,

o pernicioso al Estado.

IRA hace al hombre un tirano

de inferiores y de iguales:

la ira es propia de animales,

porque no es afecto humano.

JUEGO es una diversión

honesto, si es moderado;

pero si es inmoderado

causa nuestra perdición.

LIBERTAD ¡oh dulce nombre!

hermoso y celeste don:

tú eres la misma razón,

tú eres el alma del hombre.

MORAL, la sana moral

consiste en amarse bien,

en hacer a todos bien,

y en no hacer a nadie mal.

NATURALEZA sagaz

llena y rige al universo:

todo está bien; el perverso

solamente está de más.

ORO es un bien apreciable

para el cómodo sustento;

pero es el mayor tormento

la sed de oro insaciable.

PEREZA es enfermedad

tan mala como la muerte;

así no cabe el inerte

en ninguna sociedad.

QUIJOTERÍA es un vicio

que causa risa y desprecio,

pues es un quijote necio

corre aventuras el juicio.

RESPETO a los superiores,

respeto y amor al padre,

amor, ternura a la madre,

reverencia a los mayores.

SOCIEDAD es el estado

en que con otro vivieres,

y serás social si fueres

justo, modesto y aseado.

TIRANÍA y opresión

suenan y expresan lo mismo:

para salir de este abismo

es honrosa toda acción.

VENGANZA, nunca jamás:

nunca, nunca odio o rencor;

porque no hay placer mayor

como amar y perdonar.

YO debo ser el primero

para mi conservación;

más por buena educación

en sociedad el postrero.

ZELO en cumplir su deber

en cualquier condición,

será la única ambición

que un niño debe tener.

Estas reglas niño amado,

te harán un niño gracioso,

un joven pundonoroso,

un hombre bueno y honrado

y un anciano respetado

que a sus iguales auxilia,

sus diferencias concilian,

con bondad, no con rigor,

y muere siendo el honor

de su patria y su familia.

Suscríbete y recibe los contenidos de nuestro blog. Recibe acceso de primera fuente a las mejores publicaciones directamente en tu caja de entrada.

POESÍA

La pobre viejecita

Por Rafael Pombo, 1912

Érase una viejecita
sin nadita que comer
sino carnes, frutas, dulces,
tortas, huevos, pan y pez.

Bebía caldo, chocolate,
leche, vino, té y café,
y la pobre no encontraba
qué comer ni qué beber.

Y esta vieja no tenía
ni un ranchito en que vivir
fuera de una casa grande
con su huerta y su jardín.

Nadie, nadie la cuidaba
sino Andrés y Juan y Gil
y ocho criados y dos pajes
de librea y corbatín.

Nunca tuvo en qué sentarse
sino sillas y sofás
con banquitos y cojines
y resorte al espaldar.

Ni otra cama que una grande
más dorada que un altar,
con colchón de blanda pluma,
mucha seda y mucho olán.

Y esta pobre viejecita
cada año, hasta su fin,
tuvo un año más de vieja
y uno menos que vivir.

Y al mirarse en el espejo
la espantaba siempre allí
otra vieja de antiparras,
papalina y peluquín.

Y esta pobre viejecita
no tenía que vestir
sino trajes de mil cortes
y de telas mil y mil.

Y a no ser por sus zapatos,
chanclas, botas y escarpín,
descalcita por el suelo
anduviera la infeliz.

Apetito nunca tuvo
acabando de comer,
ni gozó salud completa
cuando no se hallaba bien.

Se murió del mal de arrugas,
ya encorvada como un tres,
y jamás volvió a quejarse
ni de hambre ni de sed.

Y esta pobre viejecita
al morir no dejó más
que onzas, joyas, tierras, casas,
ocho gatos y un turpial.

Duerma en paz, y Dios permita
que logremos disfrutar
las pobrezas de esa pobre
y morir del mismo mal.

Suscríbete y recibe los contenidos de nuestro blog. Recibe acceso de primera fuente a las mejores publicaciones directamente en tu caja de entrada.

CULTURA

Décima de la Zona Norte de la provincia de Esmeraldas “LA CONCHA DE ALMEJA” — MI ÁRBOL DE IDEAS

Yo me embarqué a navegar en una concha de almeja, a rodear el mundo entero a ver su hallada coteja. Saliendo de Rocafuerte con rumbo a Buenaventura, cargamento no embarqué Porque la mar taba dura. Pero embarqué quince curas, un auto para yo andar, y me entré a Guapi a embarcar cien tanques de […]

a través de Décima de la Zona Norte de la provincia de Esmeraldas “LA CONCHA DE ALMEJA” — MI ÁRBOL DE IDEAS